Archivo de la categoría: Juan Reguillaga

Arte outsider

Hacer

«¿Qué es lo que pasa cuando dibujamos? ¿Y cómo y por qué tiene el sencillo acto de dibujar tanto impacto sobre nosotros? (...) Ser creativo y dibujar es algo que nos resulta natural a todos. Sin condicionamientos ni instrucciones, en cuanto somos capaces de sostener una cera, empezamos a explorar el trazar líneas, queremos expresarnos y disfrutar del acto de dibujar. No hay ni que pensárselo» Wendy Ann Greenhalgh
«Enseñar arte es formar sujetos críticos y eso siempre es una amenaza» Imanol Aguirre
«La educación del arte debe entenderse como un escenario de actividad enfocado no sólo a la formación del futuro artista sino a la formación de personas en un amplio sentido de la palabra. La educación en el arte y desde el arte debe proporcionar herramientas para formar una sociedad más crítica, sociable, empática y creativa» Aitziber Urtasun
«La obra de arte no educa. La obra de arte es una herramienta para servirnos de ella» Jorge de Oteiza.

Exponerse a la curiosidad pública… o no

«La peor de las censuras ha sido el silencio, que deliberadamente te ignoren, que te ninguneen» José Ibarrola a propósito de la obra de su padre.

El pasado mes de agosto (2017) Juan Reguillaga abandona su rincón habitual desde hace años en la interseción  entre la calle Fray Juan de Zumarraga y la avenida de Landako frente a la librería Irakurri, esta última también cerrada recientemente. Esperaba que algo o alguien hiciese referencia a esta circustancias, que una librería con más de treinta años de vida desaparezca es o puede ser noticia. Ambos hechos han sido ignorados como tantos otros. Además de las referencias en este sitio web tenemos el documental «Raíces. ¿Hay vida en una raiz muerta?» dirigido por Andrés López del Río.

Juan Reguillaga se ha marchado, o lo han expulsado, cuestiones legales y la más absoluta indiferencia.

 
 «¿Qué hace que una galería, museo, facultad, etc. sea un ámbito artístico? En principio necesita contenidos que una gran mayoría llaman arte, tambien necesita 'certificación' de calidad, además necesita un público interesado por temas relacionados con el arte, no pueden faltar los artistas ...» Usenet 11/07/2002

Museo

Difícil hacerse entender si no te explicas con claridad y ésto requiere técnica (que no tengo). Estos errores de comunicación acaban en malentendidos y enfados absurdos. Lo intentaré otra vez, requiere un esfuerzo ¿merece la pena? Posiblemente no, sin embargo todo acto inútil es fascinante.

La galería de Juan Reguillaga en la calle Hermodo de Durango
La galería de Juan Reguillaga en la calle Ermodo de Durango

¿Qué es el Museo?

Un contenedor de obras precatalogadas por especialistas que convierten a esos objetos en IMPORTANTES. ¿Importantes para quién? ¿porqué son importantes? etc. En un sistema democrático, en el que la financiación depende del público, hay que «divulgar» un determinado código estético y moral que justifique su precio. Referentes culturales fabricados en las oscuras mentes de los historiadores del Arte y publicistas y medios de formación del espíritu y.., todo lo demás (aquello que no está en catálogo) no existe. No es nada, no hay artista, no hay hombre, solo un tipo que paga una entrada o impuestos para que esa maquinaria siga funcionando.

No tengo nada en contra, tampoco me gusta el ejército y poco o nada puedo hacer para evitarlo. No tengo Poder, así que me aguanto y a otras cosas. No me interesa el hecho de que el Museo pueda ser otra cosa que HOY no es. Ni cambiarlo, ni mejorarlo, ni participar en su mejora o transformar su función, no me interesa el edificio, ni el catálogo ni las campañas de difusión. Tampoco quiero ensañarme con el cadáver (por muy costoso que resulte maquillarlo).

Seguir leyendo Museo

Mirando al cielo

Juan Reguillaga. Mirando al cielo. Raíz tallada. 2013
Juan Reguillaga. Mirando al cielo. Raíz tallada. 2013. Fotografía: Cayetano Lupeña ©

Suelo coincidir con Juan Reguillaga en su esquina habitual bajo un árbol urbano de Durango que hace las veces de taller y sala de exposiciones. Charlas cortas y a veces me llevo una de sus raíces talladas que voy fotografiando. El trabajo de este hombre se enmarca, en mi opinión, dentro de esa actividad que llamamos «arte como ejercicio de curación». Su vida es azarosa y sus circunstancias cambiantes, sin embargo desde el año 1994 (aproximadamente) realiza el mismo ejercicio una y otra vez, es la forma que tiene Juan de sentirse útil en este mundo. Su verdadera misión, de momento, es secreta.

En el verano del 2007 Ander Izaguirre conversa con él y de aquellas charlas surge un hermoso texto que nos descubre la superficie de la piel de este hombre libre. El texto forma parte del libro ‘Cuidadores de mundos‘ donde recopila la vida y obra de hombres excepcionalmente anónimos,  libro de imprescindible lectura. Quiero dar las gracias a Ander por permitirme reprodudir aquí el texto. Nos ayudará a entender mejor a Juan Reguillaga.

Seguir leyendo Mirando al cielo