Archivo de la categoría: Arte y Mariposas

Museo

Difícil hacerse entender si no te explicas con claridad y ésto requiere técnica (que no tengo). Estos errores de comunicación acaban en malentendidos y enfados absurdos. Lo intentaré otra vez, requiere un esfuerzo ¿merece la pena? Posiblemente no, sin embargo todo acto inútil es fascinante.

La galería de Juan Reguillaga en la calle Hermodo de Durango
La galería de Juan Reguillaga en la calle Ermodo de Durango

¿Qué es el Museo?

Un contenedor de obras precatalogadas por especialistas que convierten a esos objetos en IMPORTANTES. ¿Importantes para quién? ¿porqué son importantes? etc. En un sistema democrático, en el que la financiación depende del público, hay que «divulgar» un determinado código estético y moral que justifique su precio. Referentes culturales fabricados en las oscuras mentes de los historiadores del Arte y publicistas y medios de formación del espíritu y.., todo lo demás (aquello que no está en catálogo) no existe. No es nada, no hay artista, no hay hombre, solo un tipo que paga una entrada o impuestos para que esa maquinaria siga funcionando.

No tengo nada en contra, tampoco me gusta el ejército y poco o nada puedo hacer para evitarlo. No tengo Poder, así que me aguanto y a otras cosas. No me interesa el hecho de que el Museo pueda ser otra cosa que HOY no es. Ni cambiarlo, ni mejorarlo, ni participar en su mejora o transformar su función, no me interesa el edificio, ni el catálogo ni las campañas de difusión. Tampoco quiero ensañarme con el cadáver (por muy costoso que resulte maquillarlo).

Seguir leyendo Museo

Robot haciendo el payaso en Twitter


Imagen: Shoes of Clown por Bruna Prado

Antes de publicar la entrada Twitter y Facebook son marcas, no redes, di de baja dos cuentas en Twitter y otra en Facebook que me sirvieron para experimentar y estudiar ambos e-cosistemas. Más tarde se me ocurrió crear una cuenta en Twitter que fuera mitad robot y mitad humana. Quienes lean una descripción de la misma ya estaban advertidos: Solo soy una máquina que finje ser humana (con jota). Pero son pocos los que han entendido el significado. Pretendía demostrar que es posible utilizar un programa que envíe “mensajes precocinados” de forma automática (en tiempos aleatorios) junto a otros que requieren atención e improvisación en tiempo real (temas de actualida) y por último combinarlos con mensajes de respuestas personalizadas. Resumiendo, se trata de saber como responden (y resuelven) los usuarios de Twitter el problema del “ruido” y de paso comprobar y medir su  rendimiento o utilidad. ¿Una broma? ¿Una tomadura de pelo? No exactamente, en realidad se trata de conocer en profundidad las armas que emplea el enemigo (porque es el “enemigo” lo explicaré en otra entrada).

Una de las ventajas de linux, para los que no tenemos especiales habilidades como programadores, es disponer de herramientas sencillas para automatizar procesos: Unos pequeños robots que todos conocemos como “scripts para bash“. Es muy sencillo: Creas un fichero de texto donde escribes cada mensaje de 140 caracteres (o menos) por línea, luego un script lee de forma secuencial cada línea y lo envía a Twitter usando la api correspondiende. El objetivo de esta acción es … ¿Una broma? ¿Una tomadura de pelo? No exactamente. Si no son capaces de imaginar qué cosa es no se merecen que lo cuente.

Cerebro frito a las finas hierbas

“Al fin y al cabo, la tierra va a ser engullida por el sol. Y el sol va a desaparecer… al final todo es una gran broma” (Francisco Brines)

Esta entrada está dedicada a uno de los editores de Libro de Notas: Alberto. Mejor dicho, la escribo porque hay un debate, desacuerdo o malentendido sobre el llamado caso Vigalondo. Las claves de todo el asunto están en el artículo «Humor sin límites: culo, caca, pis». No escribo para vender periódicos, ni para el gran público, ni me interesan las audiencias que proporcionan ingresos. Lo hago por gusto, porque me da la Santa Gana. Esto me permite experimentar con la escritura (como antes con las artes plásticas o con las máquinas).Incluso hago bromas con la ortografía, la gramática y la sin-taxis. Son evidentes mis carencias como escritor, mis referentes culturales son dispersos y caóticos, entender mis textos una odisea a veces imposible. Lo que la gente quiere, casi siempre, es que uno hable claro y sin juegos ni artificios. Pues depende para que. Si se trata de hacer un pedido de material para montar una red informática se requiere un alto grado de precisión. Seguir leyendo Cerebro frito a las finas hierbas