Euskaltel

Corría o volaba el año 1998 y también existía eso que llaman «redes sociales», se llamaban foros de usenet y listas de correos. En una de ellas participaban políticos vascos de varias formaciones. Se tocaban temas muy diversos, entre éstos no faltaban las referencias a Euskaltel. Ya entonces se cuestionaba la inyección de dinero público en lo que iba a ser el buque insignia de las telecomunicaciones en Euskadi y muchos sospechábamos lo que hoy está ocurriendo. 

Por entonces los responsables políticos (PNV y PSOE) defendían a muerte el proyecto e incluso, ante las preguntas sobre la cobertura de fibra en zonas rurales y poblaciones pequeñas, afirmaban que se preveian inversiones adicionales para cubrir todo el territorio, los beneficios obtenidos se invertirían en mejorar tanto la calidad como la cobertura del servicio. Hoy sabemos algo: MENTÍAN. Lo hacían a sabiendas. (Como mienten en relación al Tren de Alta Velocidad y tantos otros asuntos)

Una vez que Euskaltel empieza a ser rentable se vende al mejor postor y los codiciosos adeptos a la secta del PNV se embolsan una parte importante del pastel.

La segunda parte es más interesante, la extensa red clientelar y de mangantes que parasitan Euskadi bajo el árbol de Gernika (no es de extrañar que los retoños del viejo árbol se pudran y no terminen de arraigar en una tierra infecta) toman el control de los medios, unta a todo cristo y demoniza a quienes denunciamos tanta mierda envuelta en una ikurriña.

Cuento todo esto por una razón. Entra en vigor la ley mordaza, aquí no hacía falta. Todo el mangoneo a la sombra de una estructura mafiosa es absolutamente legal. Eso si, siempre hay cuatro frikis de mierda que jamás estaremos contentos y que no conseguimos medrar. (Risas de fondo)

Un comentario en “Euskaltel

Los comentarios están cerrados.