Archivos de la categoría Jomaso (José María Soto)

Jose María Soto otro autor olvidado

Enrique Díaz Soldevilla (Solde) , José María Soto (Jomaso) , Miguel Eguiluz Anchía y algunos otros nombres más, que ahora no recordamos, formaban parte de un grupo de artistas locales voluntariosos que consiguieron dinamizar la vida cultural de la villa en una época de oscuridad. Ellos no lo sabían, solo pintaban y trabajaban en sus oficios (forja, sastre, carpintero). De los anteriormente citados Miguel Eguiluz Anchía fue el primero que se profesionalizó, acogiendo en su estudio a muchos aficionados que deseaban iniciarse en la pintura. Esa historia aún está por contar y ser escrita.

Gracias a las nuevas tecnologías es posible recuperar y mostrar el trabajo de muchos autores. Gracias al esfuerzo de iniciativas privadas es posible mostrar el trabajo de autores considerados menores. Vayamos por partes y centrémonos en el olvido del que ha sido objeto José María Soto (1929-1988) firmaba sus cuadros con el acrónimo formado con las iniciales de su nombre y apellidos: Jomaso hombre apasionado, sastre de profesión mantenía su sastrería en Artekale y en el mismo local, al fondo, tenía su pequeña sala de exposiciones. Podía ser visitada por cualquier aficionado y estaba garantizada una charla, siempre vehemente, sobre arte y artistas.

No vamos a entrar aquí a juzgar la calidad de su trabajo, algo muy discutido por los entendidos, pero es increíble que la obra de un autor que amaba tanto los paisajes de la comarca no cuente con una representación, o una breve mención, en un espacio público: Museo de Arte e Historia, Biblioteca u oficina municipal o página web del ayuntamiento de Durango. Aunque son muchas las casas particulares de Durango que cuentan con alguna de sus obras.

En octubre del 2001 Cayetano Lupeña pedía referencias y noticias sobre sus obras en el grupo de noticias soc.culture.basque, nada. Posiblemente hace seis años la Red no era muy popular entre nosotros, y mucho menos aún un servicio como Usenet. Retomamos este asunto ahora y pedimos colaboración, de nuevo, para que quienes dispongan de alguna de sus obras, noticias o documentos sobre él, y nos envíen fotografías de la misma. Pueden usar el correo electrónico. Así mismo hemos iniciado gestiones para localizar a sus familiares, de los que solo tenemos vagas referencias, y pedirles permiso para reproducir las obras que aún tengan en su poder.

Por el momento sirva esta pequeña y modesta reseña como homenaje a un hombre como José María Soto gran amante de los colores de nuestra comarca.