Sally Mann: Ternura inquietante


Candy Cigarette. Fotografía de Sally Mann

Cuando vi por primera vez las fotografías familiares de Goiuri Aldekoa-Otalora me vinieron a la mente multitud de imágenes a las que no conseguía ponerles nombre. He de reconocer que estoy algo saturado de información y eso siempre no es bueno. Con la ayuda inestimable del buscador de imágenes de Google encontré una referencia perdida hace años en mi memoria, la obra de Sally Mann.

En concreto el álbum Immediate Family, publicado en 1992. La obra consta de 65 imágenes en blanco y negro en las que esta autora retrata a sus hijos, todos ellos menores de diez años. Nos ofrece escenas cotidianas que nos sitúan en la infancia y la pubertad profundizando es aspectos más oscuros donde nos sugiere el tema del sexo y la muerte. Inevitable que surgiera la polémica sobre esta obra, hasta el punto de que una de sus imágenes, Virginia at 4, fuera censurada por los sectores más hipócritas de la sociedad norteamericana al ser considerada como pornografía infantil. Allá cada cual con la suciedad inherente en su mirada. A mi su obra, en especial esta serie, me produce un sentimiento de ternura inquietante.


Virginia at 4. Fotografía de Sally Mann (ampliar)

Un comentario en “Sally Mann: Ternura inquietante

  1. En verdad, como usted bien dice, la pornografía, en su más amplia gama, existe sólo en la mente de quien mira una pintura o una fotografía de desnudos. La desnudez de una niña o de un niño manifiesta tan sólo su inocencia o… ¿es que nunca han visto una fotografía de los indios del Amazonas?

Los comentarios están cerrados.